Can Titó

Quien más quien menos, en la Conda d'Òdena, todo el mundo conoce Can Titó. Junto a Vilanova del cami, de Igualada y de Santa Margarida de Montbui hay quien va a disfrutar de la naturaleza paseando, corriendo, en bici o como más le apetece. Otros van a hacer deporte en el polideportivo o en el campo de fútbol o van a la piscina, en verano. Los jóvenes también van, desde que se recuperó Can Muscons como Espai jove. Y también hay quien va a trabajar, pastando las ovejas o manejando el tractor.

Son muchos los que van más allá para disfrutar de la Serra de Collbàs, situada al sur y limitando con Carme. Es una sierra poblada de bosques, sobre todo de pinos pero también de encinas, y tiene un gran interés geológico, como casi toda la Conca d'Òdena, por la gran cantidad de fósiles que hay. Aunque no llega a los 600 metros de altitud, las panorámicas sobre la Conca d'Òdena y Carme son excepcionales.

Y también hay quien vive. No son muchas casas: las más antiguas son la masía de Can Titó y la de Can Bernades, pero sí, Can Titó también tiene unos cuantos vecinos. Y mucho más.

¿Crees que conoces Can Titó?

¿Quiénes somos?

Somos un colectivo de vecinos de la Conca d'Òdena que, de la noche a la mañana, en medio de la maldita pandemia del Covid, nos organizamos porque creímos que Can Titó estaba amenazado por el Pla Director Urbanístic de l'Activitat Econòmica de la Conca d'Òdena, el PDUAECO. Por desgracia el temor que nos movilizó en verano no ha desaparecido, sino al contrario, pero por suerte cada vez somos más. Sin embargo no podemos despistarnos, así que ¡te invitamos a adherirte también a la defensa de Can Titó!

¿Qué queremos?

Ante el inicio de los trámites para presentar la enésima versión de un Pla Director Urbanístic de la Conca d'Òdena que se anuncia como un nuevo planteamiento del anterior pero que parece que parta de los mismos principios, los miembros del colectivo Salvem Can Titó, preocupados por el peligro que se destruya un espacio de gran valor ecológico, agrícola y natural junto a la conurbación que forman Igualada, Vilanova del cami y Montbui, anunciamos que haremos lo necesario para que esto no se pueda llevar a cabo. Por lo tanto:

Lucharemos para preservar y poner en valor el territorio entre el río Anoia y la Serra de Collbàs, porque lugares como Can Titó, Cal Bernades, las Parellades o la Font Trobada sigan siendo un pulmón para la Conca d'Òdena, rico en flora y fauna, y una zona de acceso libre y fácil para que todos puedan ir a hacer recreo, deporte y salud.

Rechazamos el modelo obsoleto que representan los proyectos de polígonos industriales que, tal como hemos visto demasiadas veces, después de dañar irreversiblemente el paisaje, no cumplen las promesas de trabajo para los vecinos de la zona y terminan vacíos y, encima, generan gastos de mantenimiento.

Reclamamos un modelo de desarrollo de la zona que ofrezca soluciones reales a los problemas de paro y precariedad de la Conca d'Òdena, que sea el resultado de un estudio integral de la región y que incluya criterios de sostenibilidad y equilibrio territorial que vayan de acuerdo con las medidas del Pacto Verde de la Unión Europea ( "Green Deal") para fomentar la biodiversidad, la economía circular y la agricultura sostenible.

No aceptaremos que se sigan proyectando macropolígonos de la manera que lo hace el Pla Director Urbanístic de l’Activitat Econòmica de la Conca d’Òdena (PDUAECO), reincidiendo en el error de construir por construir, depredando el territorio con unos criterios de desarrollo que son del siglo pasado y que nos han llevado a la crisis climática. La nueva industria debe preservar, no puede basarse en la destrucción, ni del territorio ni de los recursos.

Queremos que se fomenten la agricultura y la ganadería de proximidad, que tanto se han descuidado en los últimos años pero que, tal como se ha visto con la crisis de la Covid, son un sector que equilibra naturaleza y desarrollo y una de las diversas oportunidades de crecimiento para la Conca d'Òdena.

Reclamamos la participación real de la ciudadanía en los procesos que pretenden cambiar radicalmente el paisaje de cualquier zona. El paisaje es de todos, de los que estamos hoy y de los que estarán mañana, y hay que escuchar todas las voces.

¿Qué hacemos?

Trabajamos en varios frentes, todos orientados a conseguir nuestro objetivo, que es la retirada del PDUAECO

  • Tareas informativas mediante puestos callejeros donde explicamos a los vecinos las características del plan director y recogemos firmas para pedir su retirada.
  • Difusión de información relacionada con el PDUAECO a través de las redes sociales. Desde la Micod se ha hecho muy poca difusión del plan y desde Salvem Can Titó creemos que es imprescindible que la ciudadanía conozca los detalles. Por eso nuestra actividad en las redes sociales y en la web es una de las tareas más importantes que realizamos. Suplimos las carencias de nuestros gobiernos municipales que no han explicado nada del plan director.
  • Reuniones con partidos políticos, tanto de gobierno de los municipios implicados como de la oposición para lograr posicionamientos públicos en contra del plan. Este plan cuenta con el apoyo de alcaldes de partidos políticos tan diferentes como: ERC, PDCat y PSC.
  • Organización de campañas de participación ciudadana para mejorar la zona y darla a conocer. Ahora mismo lo hemos tenido que posponer por la pandemia, pero en cuanto sea posible se empezará a actuar en este sentido: organización de excrusiones por la zona, recuperación de espacios dañados o abandonados, etc.
  • Trabajamos conjuntamente con Per la Conca y Unió de Pagesos para poder responder a este plan director y otras amenazas que puedan llegar a la Conca d'Òdena.
  • Y haremos todo lo que creeamos oportuno hasta conseguir no sólo la retirada del plan sino también la protección definitiva de todo el entorno de Can Titó, única garantía ante las amenazas que puedan llegar en el futuro.

¿Cómo nos organizamos?

  • Nos estamos constituyendo como entidad para poder llevar a cabo acciones como presentar mociones en los ayuntamientos, pedir reuniones con la Generalitat o presentar alegaciones al proyecto cuando se haya aprobado.
  • Hemos repartido el trabajo en comisiones. Ahora mismo hay activas la comisión de pancartas y difusión de material, la de redes sociales, la venta de productos de Salvem Can Titó como los damascos, la de divulgación, con la redacción de artículos y publicación en los medios, la de coordinación con Per la Conca y Unió de Pagesos y la permanente, que gestiona la agenda de cada semana o se coordina con las comisiones.
  • Se convocan asambleas abiertas a todo el que quiera asistir para debatir la situación presente y cómo encarar futuras acciones.